Insights Tecnología

Almacenamiento en la nube

El almacenamiento en la nube es un método de almacenamiento y organización de datos que se realiza en la nube, una red de servidores remotos a los que se puede acceder mediante una conexión a Internet.

El almacenamiento en la nube es un método de almacenamiento y organización de datos que se realiza en la nube, una red de servidores remotos a los que se puede acceder mediante una conexión a Internet. Con el almacenamiento en la nube, los usuarios y las empresas pueden almacenar, acceder y mantener sus datos desde cualquier lugar con una conexión a Internet, en lugar de tener que guardar sus archivos en una única ubicación o dispositivo.

Antes de que la informática en la nube fuera común, los usuarios guardaban sus datos en un disco duro personal o en un centro de datos local, limitando su uso a una única ubicación. Hay que verlo como si eligieras invertir en una línea telefónica fija en lugar de un teléfono móvil. Mientras el usuario esté en casa, podrá acceder al teléfono siempre que suene, pero en cuanto salga de ella, no estará localizable. Sin embargo, con un teléfono móvil pueden responder a una llamada desde cualquier lugar.

Sucede lo mismo con el almacenamiento en la nube. Los usuarios ya no tienen que quedarse en casa (o en la oficina) para poder acceder a sus datos las 24 horas del día; en su lugar, pueden llevarse consigo sus archivos sin tener que cargar con un hardware caro y limitado.

¿Cómo funciona el almacenamiento en la nube?

Los proveedores de almacenamiento en la nube permiten a los usuarios alquilar espacio de almacenamiento en redes de servidores de datos remotos. Los usuarios pagan a los proveedores de la nube por la capacidad de ejecutar aplicaciones, alojar servicios y hacer copias de seguridad de los datos en la nube, y suelen tener límites de uso que se pueden ampliar por una cuota adicional, lo cual les permite ampliar sus necesidades de almacenamiento según se vea necesario.

¿Es seguro el almacenamiento en la nube?

Los proveedores de almacenamiento en la nube tienen que garantizar que los archivos en la nube no se pongan en peligro, se pierdan o se destruyan. Como no hay forma de protegerse completamente contra los fallos de hardware, los proveedores de la nube usan métodos de almacenamiento redundante, que duplican el hardware esencial, las rutas de datos y las fuentes de alimentación, para que sus servicios de almacenamiento en la nube nunca dejen de funcionar.

Por ejemplo, digamos que un usuario quiere hacer una copia de seguridad de toda su galería de fotos desde su teléfono inteligente a la nube. Se enviarán varias copias de sus fotos a varios servidores de datos, de modo que en el improbable caso de que su teléfono sufra daños irreparables o se incendie de forma espontánea alguno de los servidores, podrá recuperar esos archivos recurriendo a otro servidor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.